Tarta de fresas

Por si todavía queda algún despistado por ahí, os recordamos que estamos en época de fresas. Aunque de por sí ellas solas ya tienen su punto, ¿qué mejor que disfrutarlas en esta deliciosa tarta?

Como veis hemos preparado la versión tarta y la versión en vasitos individuales, os damos a elegir la opción que más os guste. Espero que la disfrutéis tanto como nosotros.

Ingredientes:

– Para la base:

  • 160 g de galletas tipo digestive
  • 100 g de mantequilla

– Para la mousse:

  • 450 g de fresas
  • 400 ml de nata montada
  • 80 g de azúcar para la nata montada
  • 100 g de azúcar
  • 10 hojas de gelatina neutra

– Para la cobertura:

  • 200 g de fresas
  • 50 g de azúcar
  • 200 ml de agua mineral
  • 3 hojas de gelatina neutra
  • 250 g de fresas

Preparación:

  1. Empezaremos preparando la base de galletas. Para ello utilizaremos un molde desmoldable o aro con papel vegetal por el interior para facilitar su desmoldado. Trituramos las galletas muy finas y derretimos la mantequilla. Añadimos la mantequilla a las galletas trituradas, mezclamos bien y las ponemos en el fondo de nuestro molde presionando hasta que quede compacto. Reservamos en la nevera.
  2. A continuación seguimos con la mousse. Limpiamos las fresas, las troceamos y las reservamos en un bol. Agregamos el azúcar y mezclamos, dejamos reposar unos minutos.
  3. Mientras ponemos a hidratar la gelatina en agua fría durante 5 minutos.
  4. A continuación, trituramos las fresas hasta hacer un puré, del cual apartamos en otro cuenco 3 o 4 cucharadas sopera en las cuales vamos a poner la gelatina bien escurrida y la derretimos en el microondas durante 25 a 30 segundos. Nos aseguramos de que esta bien diluida y le añadimos poco a poco el puré de fresas removiendo para que se integre.
  5. Batimos el queso crema con unas varillas (eléctricas o manuales) durante unos minutos para que quede cremoso, le vertemos el puré de fresas y mezclamos hasta que esté completamente integrado. A esta mezcla le añadimos la nata montada con el azúcar poco a poco y mezclamos con movimientos envolventes.
  6. Seguidamente, fileteamos unas fresas para decorar la parte exterior de la tarta. Sacamos la base de la tarta de la nevera y le colocamos las fresas alrededor del aro procurando que se queden pegadas a las paredes del molde, vertemos la mousse desde el centro para que empuje a las fresas contra las paredes y evitar que se tumben, alisamos la superficie y dejamos en la nevera hasta que cuaje (aproximadamente durante 3 horas).
  7. Por último preparamos la cobertura una vez cuajada la tarta. Para ello vamos a preparar un jarabe troceando las fresas ya limpias y poniéndolas en una sartén junto con el azúcar y el agua.
  8. Ponemos a hervir y cocinamos a fuego medio durante 10 minutos, pasado este tiempo se cuela en un bol y se diluyen en el las 3 hojas de gelatina que ya tendremos hidratadas.
  9. Dejamos enfriar a temperatura ambiente, mientras tanto fileteamos unas cuantas fresas y decoramos la superficie de nuestra tarta que ya tendremos cuajada. Una vez frío el jarabe lo vertemos todo sobre la tarta y dejamos enfriar en la nevera hasta que la gelatina cuaje (de 1 a 2 horas).
  10. Finalmente, desmoldamos y decoramos con el resto de fresas a nuestro gusto. Servimos bien fría.

Fuente: Loli Domínguez

Deja un comentario