Red velvet cupcakes

Aquí os dejamos una receta que nos ha dejado Laura, unas increíbles Red Velvet Cupcakes:

Las cupcakes están muy de moda, y qué menos que preparar unas en casa para degustarlas con la familia, o con la pareja, aunque también por cocinar uno solo, y darse el gustazo de saber hacer estos postres tan deliciosos.

La preparación es  muy sencilla. En mi casa nos gusta mucho el chocolate, por lo que al añadir un poco más de cacao en polvo, el color rojo no es tan intenso, y se parecen más a cupcakes de cacao puro… Aquí os dejo la receta para que la podáis preparar solos o en compañía.

Velvet cupcakes

Ingredientes para los cupcakes:

  • 175 g de harina
  • Una cucharadita de bicarbonato sódico  (o levadura química)
  • ¼ de cucharadita de sal fina
  • 2 cucharadas de cacao en polvo
  • 120 g de azúcar
  • 1 huevo L
  • 125 ml de aceite de girasol
  • 125 ml de buttermilk
  • 1-2 cucharaditas de colorante rojo

Ingredientes para el topping:

  • 70 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 145 g de queso crema (o para untar)
  • 300 g de azúcar glasé
  • ½ cucharadita de esencia de limón
  • Virutas de azúcar o chocolate para decorar

Red velvet cupcakes

Preparación de los cupcakes:

  1. Precalienta el horno a 180ºC y prepara los moldes con cápsulas de papel.
  2. Tamiza en un cuenco la harina, el bicarbonato, la sal y el cacao en polvo.
  3. En otro recipiente batir con unas varillas los huevos con el azúcar, el aceite y el buttermilk.
  4. Adiciona el colorante rojo hasta obtener la coloración deseada.
  5. Añade la mezcla de harina en el bol con la mezcla roja, poco a poco sin que queden grumos.
  6. Reparte la mezcla en los moldes, llenándolos unos 2/3 del molde.
  7. Horne entre 15 y 20 minutos, o pinchándolos hasta que la varilla salga limpia.
  8. Desmolda y deja enfriar.

Preparación del topping:

  1. Bate la mantequilla con el queso y la vainilla.
  2. Añade poco a poco el azúcar glasé hasta conseguir el dulzor y textura deseados.
  3. Refrigera unos minutos y reparte sobre los cupcakes.
  4. Adorna con virutas, bolitas o discos.

Consejos:

  • El buttermilk se puede preparar acidificando leche con unas gotas de limón.
  • En cuanto a la preparación del topping hay que tener en cuenta el atemperado de la mantequilla, para que sea fácil de batir y no se queden grumos. El colorante es fácil obtenerlo en las tiendas de alimentación especializadas o  incluso en grandes superficies. Para conseguir un color rojo intenso hay que tener en cuenta que se conseguirá más rápidamente cuanto más clara sea la base de la mezcla, es decir, cuanto menos cacao se añada.

Fuente: Directo al paladar

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *