Pulpo a la brasa

Tenemos un gran cocinero en casa y no nos habíamos dado cuenta… Sólo podemos decirle CHAPEAU. Entre las especialidades de José María se encuentra el ajoaceite que no pica ni repite que aprendió a hacer en la mili y aunque parezca poca cosa el vaso de leche con magdalenas. Pero a partir de ahora su especialidad es el pulpo a la brasa sin lugar a dudas.

Muchas veces el pulpo nos queda duro o parece como chicle pero como dice nuestro cocinero Nunca probaréis un pulpo tan bueno. Si no tenemos brasa nos conformaremos con una plancha y aunque el resultado no es el mismo, nos funciona igualmente.

Ingredientes:

  • 1 pulpo descongelado
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

  1. Ponemos una olla al fuego con agua y esperamos a que empiece a hervir.
  2. Una vez el agua esté hirviendo cogemos el pulpo con un cucharón y lo sumergimos 3 veces. A la tercera vez lo dejamos dentro de la olla y lo dejamos cocer durante 50-60 minutos. Pasado ese tiempo apagamos el fuego y dejamos enfriar.
  3. Sacamos el pulpo de la olla, lo cortamos en cuatro trozos y los ponemos en unas parrillas. Los ponemos en las brasas y dejamos que coja el punto del asado durante 3-4 minutos por cada lado.
  4. Sacamos de las brasas y cortamos en trozos más pequeños.
  5. Aderezamos con aceite y sal y servimos.

Deja un comentario