Potaje de bacalao con garbanzos y espinacas

Hoy os traemos una receta típica de Cuaresma, aunque después de probarla coincidiréis con nosotros en que vamos a disfrutar de este plato durante todo el año. También se conoce como potaje de vigilia, por la tradición de no comer carne los viernes de Cuaresma. Junto con la receta del guisado de Viernes Santo, os dejamos dos propuesta para estos días. Buen provecho.

Potaje de Vigilia

Ingredientes:

  • 300 g de garbanzos
  • 1 hoja de laurel
  • 150 g de espinacas baby
  • 120 g de lomos de bacalao
  • 1 cebolla
  • 1 clavo de olor
  • 2 dientes de ajo
  • Azafrán en hebras
  • 1 huevo cocido para decorar

Ingredientes para el majao:

  • 1 rebanada de pan frito
  • 1 puñado de almendras tostadas
  • 1 huevo cocido
  • 1 diente de ajo
  • Sal

Preparación:

  1. Dejamos a remojo los garbanzos durante 12 horas.
  2. Ponemos a cocer los garbanzos a fuego en abundante agua caliente con sal, y añadimos la cebolla entera claveteada con el clavo junto con los 2 dientes de ajo y la hoja de laurel y dejamos cocer unos 50 minutos (el clavo lo hemos clavado en la cebolla para tenerlo controlado y retirarlo después).
  3. Mientras iremos preparando el majao. Para ello ponemos todos los ingredientes en un mortero (a excepción del huevo que lo añadiremos al final) y machacamos bien. Cuando ya esté todo bien picado añadimos el huevo duro y terminamos de machacar.
  4. Pasados los 50 minutos de cocción separamos un par de cucharadas del potaje y las añadimos al majal junto con un par de hebras de azafrán, removemos bien y añadimos el majao al potaje para que engorde el caldo.
  5. Añadimos las espinacas junto con las porciones de bacalao y apagamos el fuego y dejamos que se atempere el guiso durante 6-8 minutos (manteniendo la cazuela en el fuego apagado).
  6. Emplatamos.
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *