Fideuá de pescado

Os hemos preparado una estupenda fideuá a la vitro y para conocerla mejor os dejamos un poco de historia de la fideuà:

El invento de la fideuá es atribuido a una anécdota picaresca. Gabriel Rodríguez Pastor, (“Gabrielo” el del quiosco del Grau de Gandía), era cocinero de embarcación y Juan Bautista Pascual (“Zábalo”), era el pequeño de la barca y ayudante de aquél. Según la familia de Gabrielo, el patrón era muy aficionado al arroz y al resto de marineros casi nunca les llegaba su ración de arroz a banda, el plato que normalmente preparaba. Tratando de buscar una solución al problema, el cocinero pensó en cambiar el arroz por los fideos para ver si al patrón le resultaba menos apetitoso.

El invento gustó, y la fama del plato se extendió por los restaurantes del puerto como la “Casa la Pastaora”, donde se cocinaban las primeras “fideuades”, consagrándose como un plato característico e imprescindible.

Ingredientes:
  • 200 g de fideos para fideua
  • 4 langostinos o gambas
  • 4 cigalas
  • 100 g de mero
  • 100g de sepia
  • 1 cucharada de pimentón picante.
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 50 g de tomates maduros
  • 25g de pimiento verde
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Azafrán
  • Caldo de pescado.
  • Sal
Preparación:
  1. Cogemos una paellera, vertemos la cucharada de aceite, sofreímos unos minutos las gambas y cigalas y los reservamos.
  2. Troceamos la sepia y el mero en cuadraditos pequeños y los sofreímos en el mismo aceite de las gambas 1 minuto o 2. A continuación añadimos la cebolla cortada fina,y antes de que se dore, agregamos el ajo, y luego los tomates en trozos pequeños. Echamos sal.
  3. Removemos todo constantemente. Cuando los tomates se hagan salsa añadimos el pimentón sin dejar de remover, para que no se queme.
  4. Agregamos los fideos, siempre sin dejar de remover, a fuego medio, y los repartimos bien por la paellera. Al momento añadimos el caldo de pescado y un poco de azafrán.
  5. Dejamos hervir todo 12 minutos exactos, a fuego fuerte. Probamos para ver como está de sal. A la hora de apagar colocamos las gambas y cigalas y dejamos hervir cinco minutos más. Si se está quedando seco, añadir un poco más de caldo.
  6. Antes de servir se deja reposar unos cinco minutos y a disfrutar.
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *