Dónde comer en Roma

Una vez más queremos aprovechar nuestras cortísimas vacaciones para haceros alguna pequeña recomendación de los lugares que más nos han gustado de Roma.

BruscheteLa comida italiana es mundialmente conocida y son numerosos los platos que a día de hoy, hemos incluido en nuestro menú de la semana. Como sabéis los platos estrella son la pizza y la pasta, platos que además, se adaptan perfectamente a todos los bolsillos. Precisamente por este motivo, en pleno centro de Roma podemos disfrutar de menús que encontraremos desde 9 a 15€ en los que se incluye una bruschete (una tostada con tomate aliñada con albahaca  y aceite de oliva) y después un plato de pizza o pasta a elegir. En función del precio de nuestro menú tendremos o no incluido el postre. Si bien el precio suele ser bastante similar, nuestra recomendación es alejarnos de zonas excesivamente transitadas (como puede ser las calles que rodean la Fontana de Trevi) ya que, si el tiempo acompaña, suele ser muy tentador elegir una mesa en la terraza pero el paso de los turistas puede llegar a ser realmente incómodo. Cerca de la Piazza Navona, entre callejuelas estrechas encontraremos la Pizzeria da Baffetto, una pizzería bastante famosa y en la que suelen haber largas colas en hora punta, pese a que sus platos no son excesivamente espectaculares. Otro restaurante que nos gustó mucho es Fattoincasa, donde además de ser un local muy acogedor, recibiréis un trato muy amable.

Pizza taglio Roma

Pero si lo que queremos es aprovechar al máximo nuestra estancia en Roma para visitar sus innumerables monumentos, os aconsejamos  deteneros un instante para comprar unas porciones de pizza al taglio, cuya masa es más gordita y esponjosa, ideal para comer por la calle ya que las venden envueltas en papel.

FrigidariumNo podemos olvidarnos de los helados italianos que por su calidad merecen toda nuestra atención. En cada callejuela encontraremos una heladería, con sus neveras rebosantes de helados. Pero entre todas ellas, nuestra recomendación es Frigidarium, cuyos helados son espectaculares. Podemos elegir la versión tarrina o la versión cucurucho: sin duda elegiremos la versión cucurucho. Dentro de ésta, también podremos elegir si queremos el cucurucho de barquillo de siempre o el cucurucho extrusionado.  Una vez elegidos los sabores (en caso de duda los propios trabajadores te aconsejarán qué sabores combinan mejor) podremos rematarlo con una cubierta de chocolate blanco o negro que quedará inmediatamente solidificado, o una capa de nata, en ambos casos IMPRESIONANTE. Por el precio no hay que preocuparse, ya que éste varía según el número de bolas que incluyamos en el helado. Nuestra recomendación es el helado sabor Figidarium, que lo han creado ellos y es el que da nombre a la tienda. Sin duda es el mejor de todos.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *