Cupcakes de zanahoria

Estos cupcakes de zanahoria nos recuerdan mucho al pastel de zanahorias (carrot cake) que publicamos hace casi cuatro años. Se trata de un bocado muy suave y delicioso. Y por eso lo hemos querido adaptar a una versión más reducida.

A diferencia de otros cupcakes, la masa de éstos por sí misma es espectacular, con lo que si no nos apetece preparar el frosting, podemos transformarlo en versión magdalena de zanahorias o incluso en un sencillo bizcocho de zanahorias. Sea como sea, no va a sobrar ni uno 😉

Ingredientes (para 16 unidades):

  • 175 g de zanahoria rallada
  • 3 huevos
  • 85 ml de aceite
  • 125 g de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional)
  • 125 g de harina de repostería
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 pizca de sal

Ingredientes para el frosting:

  • 150 g queso de untar tipo Philadelfia
  • 75 g de azúcar glass
  • 200 g nata líquida 35% mg

Preparación:

  1. Con ayuda de un robot de cocina troceamos las zanahorias en trozos muy pequeños (5 segundos, velocidad 5 si utilizas thermomix). Reserva.
  2. Mezclamos los huevos con el azúcar, el aceite y la esencia de vainilla (30 segundos, velocidad 5).
  3. Añadimos las zanahorias ralladas a la mezcla anterior (15 segundos, velocidad 4).
  4. Incorpora la harina tamizada, la levadura, la canela y el pellizco de sal (6 segundos, velocidad 3). Dejamos reposar 20 minutos en el frigorífico.
  5. Precalienta el horno a 180ºC.
  6. Vierte en los moldes de magdalena y hornea durante 20-25 minutos, a 180ºC. Dejamos enfriar.

Preparación del frosting:

  1. Con ayuda de un robot de cocina bate el queso con el azúcar glas (si utilizas thermomix programa velocidad 3, sin tiempo, y ve agregando el queso de untar por el bocal). Reserva.
  2. Con ayuda de unas varillas monta la nata (pon la mariposa en las cuchillas y echa la nata muy fría, monta en velocidad 3 y medio sin programar tiempo), deberás estar muy atento para que no se te pase y hagas mantequilla.
  3. Une la nata montada y la mezcla de azúcar glas con en queso de untar con movimientos envolventes.
  4. Rellenamos una manga pastelera con el frosting y dejamos enfriar en la nevera hasta el momento de decorar.
  5. Cubrimos los cupcakes con el frosting, bien haciendo círculos o con puntos de crema y decoramos con perlas de azúcar.

Deja un comentario