Caldo de pollo casero

Por fin han llegado los primeros días de frío, y con ellos los temidos resfriados. Para combatirlos no hay nada mejor que un buen caldo de pollo casero. Lo podemos tomar acompañado de unos fideos, una sopa de letras o la pasta que nos apetezca o sencillamente bebido en una taza. Y como aquí no se tira nada, aprovecharemos el pollo que nos ha sobrado para preparar unas croquetas de pollo homemade ;-).

Caldo de pollo casero

Ingredientes:
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla mediana
  • 1 patata
  • 1 carcasa de pollo
  • 2 l de agua
  • Sal
Preparación:
  1. Pelamos las zanahorias, la cebolla y la patata y limpiamos la carcasa de pollo.
  2. Echamos aceite de oliva en la cazuela y cuando esté bien caliente añadimos las verduras. Las rehogamos durante un par de minutos y a continuación añadimos las carcasas de pollo.
  3. Cuando el pollo esté marcado añadimos el agua y tapamos y dejamos cocer a fuego lento durante dos horas (si lo queremos hacer con la olla express, contaremos 30 minutos desde que la olla empiece a silbar). Cuando empiece a cocer es conveniente quitar con una cuchara la espuma de color marrón que son las impurezas del pollo y de las verduras.
  4. Si lo quieres usar para hacer una sopa, acuérdate de añadirle la sal y un poco de colorante alimenticio. Puedes añadir también unos trocitos de carne desmigada o unos picatostes.
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *