Calabaza asada

Algunas veces tienes suerte y te encuentras con una calabaza dulce, de ésas que nada más partirla por la mitad te llega un aroma maravilloso. En esos casos comerla asada es toda una delicia.  Otras veces, en cambio, no te sale tan dulce como te hubiera gustado, pero no hay que desesperarse. Puedes añadirle azúcar por encima, un poco de miel, o simplemente aprovecharla para hacer cualquier otra receta, un bizcocho, un flan o un arnadí.
calabaza asada
Preparación:
  1. Partimos la calabaza por la mitad.
  2. Precalentamos el horno a 150º (calor arriba y abajo), forramos la bandeja del horno con papel de aluminio y la metemos en el horno.
  3. Metemos una mitad al microondas entre 5 y 10 minutos, en función del tamaño de la calabaza.
  4. Transcurrido ese tiempo, metemos la calabaza en el horno. Mientras  tanto, hacemos lo mismo con la otra mitad y la metemos también en el horno durante 1 hora aproximadamente.
  5. A continuación subimos la temperatura del horno a 180º (con aire) hasta que quede doradita y al pincharla esté blandita.

Comments: 2

  1. Manoli 22 octubre, 2013 at 9:49 Reply

    Hoy me sabe todo buenísimo, vamos que me la comería ahora mismo…

    • No mata, engorda 22 octubre, 2013 at 16:04 Reply

      Sólo hay que tener hambre!! jejeje

Deja un comentario