Buñuelos de calabaza

Ya huele a pólvora. Se acercan las fallas y parece que todo el mundo está empezando a calentar motores. Ya se ven las primeras carpas, los niños ya van tirando cohetes y nosotros ya estamos practicando con los primeros buñuelos. ¡A por ellos!
Buñuelos de calabaza
Ingredientes:
  • 500 g de harina
  • 500 g de calabaza asada o hervida
  • 2 vasos de agua (o del caldo de hervir la calabaza)
  • 50 g de levadura prensada fresca
  • 1 sobre de gaseosa
  • Aceite de oliva

Preparación:

  1. Mezcla la calabaza y el agua con la levadura. Amasa con la mano hasta que se deslíe todo por completo.
  2. Añade la harina y sigue amasando fuerte para que coja temperatura. Quedará una masa blandita y consistente. Tapa con un paño y deja reposar hasta que triplique su volumen (1 hora aproximadamente).
  3. Cuando ya haya aumentado su volumen añade un sobre de gaseosa (papelito blanco y azul) y mezcla nuevamente. Verás que empieza a subir de nuevo con lo que ya se pueden freír los buñuelos.
  4. Prepara una sartén con abundante aceite caliente, coge la pasta con una mano y con la otra ligeramente mojada ve dejándolos en la sartén intentado hacer un agujero en la bola de masa. Si no consigues hacer el agujero, pues no pasa nada, utiliza una cuchara y quedará redondito.
  5. Deja los buñuelos ya fritos sobre una fuente forrada con papel de cocina para que absorba el aceite. Espolvorea con azúcar y a por ellos!
Sugerencia: Otra opción es hacerlos con higos secos. Coges los higos, les quitas el rabito y los abres en dos. Échalos de uno en uno en la masa y envuélvelos con una cuchara. Fríe en abundante aceite caliente. Estos buñuelos se conocen como figues albardaes y son muy típicos en Castellón.

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *