Bizcocho de nísperos

Para los que ya tenemos una edad recordareis  aquella canción que decía ”No estaba muerto, estaba de parranda” Pues algo de eso nos ha pasado a nosotros. Estábamos ahí pero en standby. Pues eso, volvemos con este bizcocho de nísperos. Una receta dulce, de desayuno o merienda, que ahora que estamos en plena temporada de nísperos (que me lo digan a mí) nos viene perfecta para variar un poquito y no aburrirnos. Si queréis probar nuevas recetas donde aprovecharlos también podéis preparar una mousse de níspero o un helado de níspero, a vuestra elección.

Ingredientes:

  • 300 g de nísperos, pelados y sin pepitas
  • El zumo de un limón
  • 180 g de azúcar
  • 1 yogur natural
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 3 huevos L
  • 380 g de harina de repostería
  • 1 sobre de levadura química
  • 1 pellizco de sal

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 180º.
  2. Con ayuda de una batidora trituramos los nísperos pelados junto con el zumo de limón. Reservamos.
  3. En un bol batimos los huevos y el azúcar con ayuda de unas varillas hasta que quede una mezcla homogénea.
  4. Añadimos el yogur y el aceite y mezclamos.
  5. Tamizamos la harina y la añadimos junto con la levadura en polvo y el pellizco de sal y seguimos mezclando.
  6. Añadimos los nísperos triturados y terminamos de mezclar hasta que quede todo bien integrado.
  7. Vertemos sobre el molde previamente engrasado y horneamos durante 40-45 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo en el centro del bizcocho, éste salga limpio.
  8. Retiramos del horno y dejamos templar. Desmoldamos y ponemos sobre una rejilla hasta que enfríe completamente.

Preparación con TMX (para los más prácticos):

  1. Precalentamos el horno a 180º.
  2. En el vaso de la Thermomix ponemos los nísperos, el zumo de limón y el azúcar. Programamos 20 segundos, velocidad 7.
  3. Añadimos el yogur, el aceite y los huevos y programamos 30 segundos, velocidad 3.
  4. Tamizamos la harina, la levadura y la sal y programamos 10 segundos, velocidad 4. Terminamos de mezclar bien con la espátula, mediante movimientos envolventes.
  5. Vertemos sobre el molde previamente engrasado y horneamos durante 40-45 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo en el centro del bizcocho, éste salga limpio.
  6. Retiramos del horno y dejamos templar. Desmoldamos y ponemos sobre una rejilla hasta que enfríe completamente.

Fuente: Mis thermorecetas

1 comment

  1. Encarna 11 junio, 2018 at 22:18 Reply

    No se me había ocurrido. Habrá que provarlo, seguro estará buenísimo, los ingredientes son de primera calidad

Deja un comentario