Bizcocho de horchata

Éste está siendo nuestro bizcocho del verano. Si la memoria no me falla en tres semanas lo hemos preparado cinco veces. Y desaparecía antes de que pudiéramos hacerle una foto… ¿Qué tendrá el bizcocho de horchata que triunfa tanto?

Es un bizcocho muy jugoso gracias a la horchata y a la harina de almendra. Y por otra parte, es muy sencillo de preparar porque está inspirado en el bizcocho de yogurt, que muchos de vosotros (o casi todos) habéis preparado alguna vez.

Ingredientes:

  • 3 huevos
  • 1 medida de yogurt de horchata
  • 1 medida de yogurt de aceite
  • 2 medidas de yogurt de azúcar
  • 3 medidas de yogurt de harina
  • 2 cucharadas soperas de harina de almendra
  • 1 sobre de levadura Royal

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 180ºC.
  2. Separamos las claras de las yemas.
  3. Levantamos las claras a punto de nieve.
  4. Añadimos la horchata, las yemas, el aceite, el azúcar, la harina, la levadura y la harina de almendra y mezclamos todo hasta que quede homogéneo.
  5. Cuando todo esté bien mezclado vertemos la masa en un molde previamente engrasado y enharinado. Cocemos en el horno a 180º unos 45-50 minutos.
  6. El bizcocho estará listo cuando al pincharlo con un palillo, éste salga limpio. Desmoldamos el bizcocho cuando esté tibio y lo dejamos enfriar sobre una rejilla. Una vez frío lo podemos espolvorear con azúcar glass.

Preparación con thermomix:

  1. Precalentamos el horno a 180ºC.
  2. Ponemos los huevos en el vaso junto con el azúcar y programamos 1 minuto, 50ºC, velocidad 3.
  3. Añadimos el aceite y la horchata, y mezclamos durante 15 segundos, velocidad 3.
  4. Incorporamos la harina tamizada, la harina de almendra y la levadura y mezclamos 6 segundos, velocidad 3.
  5. Cuando todo esté bien mezclado vertemos la masa en un molde previamente engrasado y enharinado. Cocemos en el horno a 180º unos 45-50 minutos.
  6. El bizcocho estará listo cuando al pincharlo con un palillo, éste salga limpio. Desmoldamos el bizcocho cuando esté tibio y lo dejamos enfriar sobre una rejilla. Una vez frío lo podemos espolvorear con azúcar glass.
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *