Arroz al horno en calabaza

Esta receta es como mínimo curiosa, ya que se trata del arroz al horno de siempre pero como cazuela utilizamos una calabaza, sí sí, una calabaza. Básicamente se debe hacer en 4 pasos: asar la calabaza en el horno, vaciarla, preparar el caldo para el arroz y montar la «cazuela» para meterla de nuevo en el horno.

Se trata de un plato bastante típico de Vilafamés, en el norte de Castellón, así que ya sabéis, si tenéis tiempo, podéis hacer una pequeña excursión y rematar el día con este curioso plato.

Arroz al horno en calabaza

Ingredientes:

  • Una calabaza mediana
  • 400 g de arroz
  • 600 g de costillas de cerdo y panceta
  • 2 morcillas de cebolla
  • 2 l de agua
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 tomate
  • 2 patatas cortadas en láminas
  • 250 g de garbanzos cocidos
  • Colorante
  • Aceite de oliva
  • Sal

 Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 160º.
  2. Cortamos la calabaza por la mitad y le quitamos las pepitas. La metemos al horno durante 1 hora. Normalmente la dejaríamos más tiempo pero en este caso la calabaza no debe quedar muy hecha.
  3. Vaciamos la calabaza dejando una pared de 2 cm.
  4. Ponemos a calentar al agua.
  5. Sofreímos la carne con la panceta y las morcillas. Cuando la carne esté dorada, la retiramos del fuego y reservamos las morcillas. El resto de la carne (panceta y costillas) la añadimos al agua junto con el colorante y la sal y dejamos que hierva durante 25-30 minutos.
  6. En el mismo aceite que hemos dorado la carne, vamos marcando la cabeza de ajos, las patatas y el tomate y reservamos.
  7. Ponemos el arroz dentro de cada mitad de calabaza (como si éstas fuesen dos cazuelas de barro) junto con la carne, las morcillas, las patatas, los garbanzos escurridos, el tomate y la cabeza de ajos. Añadimos el caldo (recordad, el doble de caldo que de arroz) y rectificamos de sal. Tenemos que tener en cuenta que la calabaza es bastante dulce así que es preferible que el caldo esté potente para compensar el sabor dulce de la calabaza.
  8. Metemos las calabazas en el horno a 220º entre 30 y 40 minutos.

Para servir podemos comer el arroz directamente en la calabaza o bien, cortar porciones individuales como si fuera una tarta.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *